Fiebre Amarilla

Es una enfermedad viral transmitida por el mosquito que se crían en zonas selváticas y urbanas (Aedes Aegypti), en recipientes o lugares que contengan agua estancada. Se llama fiebre amarilla, porque a muchos de los que se enferman se les pone la piel de ese color.

¿Cómo se transmite?

El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se contagia a través del contacto personal, objetos ni por la leche materna.
Si bien cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, las personas de mayor edad y los niños, tienen mayor riesgo de presentar una enfermedad grave.



¿Cuáles son los síntomas?

 Fiebre.
 Ictericia (color amarillo de la piel)
 Escalofríos.
 Dolores musculares.
 Dolor de cabeza.
 Náuseas y vómitos.

En los casos más graves puede provocar falla hepática, renal, cardíaca y hemorragias generalizadas con una alta tasa de mortalidad.

¿Cuál es el tratamiento?

No hay un tratamiento específico para la enfermedad. Solamente se tratan los síntomas. Por eso es importante que concurra al Centro de Salud ante la sospecha. Allí le serán indicadas las medidas adecuadas a cada caso. No se automedique, porque los antifebriles de uso habitual pueden ser extremadamente perjudiciales.

¿Cómo podemos prevenirla?
  • La mejor manera de prevenir esta enfermedad es VACUNARSE porque elimina el riesgo de muerte. La Vacuna es gratuita y está disponible en los Centros de Salud y Hospitales de Misiones.
  • La vacuna se encuentra en el calendario oficial de la provincia de Misiones y debe aplicarse cada 10 años, sobre todo si se va a viajar a zonas en las que existen casos de Fiebre Amarilla (aplicar 10 días antes de la salida para una protección efectiva).69b5f85da08d181d48515c6d41e3e0a5 XL
    • No deben vacunarse las embarazadas, niños menores de seis meses, inmunodeprimidos, ni los alérgicos al huevo y sus derivados. nte cualquier duda sobre los síntomas mencionados acérquese con urgencia al centro de salud u hospital más cercano a su domicilio.
  • Usar repelente en abundancia y renovar la aplicación según el tipo y concentración del mismo utilizado, especialmente si se estuvo en contacto con agua o si se transpiró en abundancia.
  • Evitar la reproducción de los mosquitos, vaciando todos los envases que acumulan agua.
  • Los monos también se enferman de fiebre amarilla, y a veces son los primeros en enfermarse. Por eso si vemos monos muertos o enfermos, debemos informar al Centro de Salud.

  • ¿Cómo podemos prevenir esta enfermedad?
    • Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
    • Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
    • Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Si fuera posible, utilice en los floreros productos alternativos en lugar de agua (geles o arena húmeda).
    • Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.
    • Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
    • Y para evitar la exposición a los mosquitos se recomienda el uso de ropas de mangas largas, repelentes y mosquiteros.



    • Consultas: 
    • Dirección de Epidemiología- Ministerio de Salud Pública
      Tucumán 2174- Primer Piso- Posadas.
      Teléfono: 0376- 4447799

Más en esta categoría: « Leishmaniasis Paludismo »