Martes, 30 Mayo 2017 10:51

Enfermedades Respiratorias: ¿Qué medidas de prevención debemos tener presente para evitar el contagio?

Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.
Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.
Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.
Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.
No compartir cubiertos ni vasos.
Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.
Vacunar anualmente a todas aquellas personas que pertenezcan a grupos de riesgo de presentar complicaciones por influenza de acuerdo al Calendario Nacional de Vacunación:
Bebés entre 6 y 24 meses
Mujeres embarazadas en cualquier momento de la gestación
Puérperas hasta el egreso de la maternidad (si no se vacunaron durante el embarazo)
Adultos mayores de 65 años
Trabajadores de la salud
Personas con enfermedades respiratorias y/u otras enfermedades crónicas o graves

Recomendaciones para Escuelas:
Las escuelas pueden servir como un centro de información que ayude a promover actividades educativas para reducir la transmisión de la gripe.

1) La primera recomendación preventiva es que deben estar vacunadas todas las personas, sean docentes o alumnos, que tengan indicación por pertenecer a la población con factores de riesgos (en especial aquellos que presentan episodios bronquiales frecuentes en los meses invernales, asmáticos, etc.)

2) Los estudiantes y el personal de las escuelas deben seguir las medidas de higiene individual y ambiental para reducir la propagación de la gripe:
Cubrir nariz y boca con un pañuelo al toser o estornudar. Deseche el pañuelo en la basura después de su uso.
Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Utilice antisépticos basados en alcohol.
No tocar los ojos, nariz o boca con manos sin lavar.
Evite estar en contacto estrecho con personas que están enfermas.
Mantener la higiene de superficies particularmente en los lugares o elementos que sean de uso público (mesas, computadoras, teléfonos, barandas, utensilios, baños, cocinas, etc.)
Airear y ventilar los ámbitos concurridos, aún con temperaturas bajas.
El personal de la escuela debe estar atento de observar si los alumnos presentan síntomas de gripe y comunicar a los respectivos padres y referentes de Salud escolar.
El cierre de escuelas no ha demostrado ser una medida eficaz.