Imprimir

Política Sanitaria Provincial

La atención primaria como garante de la salud integral


Nuestra prioridad es lograr la plena vigencia del derecho a la Salud para la población con el fin de alcanzar la meta de Salud para todos los misioneros, en el menor tiempo posible, mediante un sistema basado en criterios de equidad, solidaridad, eficacia, eficiencia y calidad. El cómo hacerlo se basa en 4 modelos.

La Ley de salud que hoy implementa el Ministerio de Salud Pública de Misiones es una cuestión y política de Estado. Parte de entender la salud como el estado de bienestar físico, mental y social de cada individuo para así avanzar en el afianzamiento de la dimensión política de la salud en su rol protagónico en el proceso de desarrollo.


El nuevo enfoque requiere trabajar en el cambio de 4 paradigmas:

  • Hablar de salud en lugar de enfermedad.
  • Política sanitaria de estado en lugar de política partidaria y de gobierno.
  • Rol regulador del estado en lugar de su rol activo.
  • Subsidiar a la demanda en lugar de la oferta.

La mejor estrategia de salud es transformar los estilos de vida de las personas poniendo énfasis en la equidad. Desde hacía más de 25 años y en cuanto encuentro académico nacional e internacional hubiera, se volvía a insistir que la Atención Primaria de la Salud es la manera de aumentar la esperanza y calidad de vida. Pero el sistema estaba centrado en los hospitales, saturados de atender enfermos y emergencias y a los cuales acudía una población anónima, no identificada, sin registros de historias clínicas, sin conocer su cobertura social.

Como un hecho histórico y por primera vez en Misiones, la Atención Primaria de la Salud es prioridad absoluta y eje del cambio de la política sanitaria disminuyendo los riesgos evitables de enfermar y morir mediante acciones sanitarias sostenidas de promoción, prevención y protección de la salud de las familias misioneras a cargo de recurso humano especialmente capacitado: 1.000 nuevos promotores de salud, agentes sanitarios que actualizaron sus conocimientos, y la incorporación de 90 médicos comunitarios. Los promotores y agentes de salud están abocados a la identificación de cada misionero y a la búsqueda activa de las familias más vulnerables y en riesgo sanitario, trabajando y planificando con un equipo de salud de referencia. Miles de misioneros están a la espera de que el sistema de salud les enseñe a no enfermarse, a cuidar su salud y con ello, a mejorar su calidad de vida. Ahora la salud primaria se cuida y promueve también fuera de los consultorios, se caminan los barrios, llegando casa por casa para crear redes de atención y contención.

Los Modelos, los pilares

La política sanitaria que hoy se instrumenta en Misiones está enmarcada y respaldada por la interacción de cuatro modelos que, operando en distintos niveles, contribuyen al mismo fin: de Atención, de Gestión, de Calidad, y de Financiamiento.

El Modelo de Atención se basa en la atención primaria de la salud como principio organizador del sistema provincial con criterios de equidad, eficiencia, eficacia, solidaridad.

El Modelo de Gestión se basa en la descentralización y autogestión de los servicios hospitalarios. Esto significa que las estructuras administrativas desarrollen capacidades de gestión como si fuera una estructura privada, no solamente respecto al recurso humano sino de recursos financieros buscando la eficacia en los servicios que prestan y la eficiencia en los costos económicos. Esta gestión tiene que ver también con programaciones locales certeras que tendrán en cuenta indicadores de medición que den cuenta de riesgos y prevalencias.

El Modelo de Calidad de Atención Médica y Servicios Sanitarios se basa en la aplicación regular y permanente de normas de garantía de calidad. La calidad atraviesa los otros 3 modelos y es entendida como un fin en sí misma: la satisfacción del usuario y el ejercicio sin obstáculos de su derecho a la salud.

El Modelo de Financiamiento lleva a los hospitales de autogestión no solamente a un concepto de arancelamiento como recupero de costos sino también una equitativa aplicación de esos fondos. Este modelo apunta al Seguro Provincial de Salud que tiene como objetivo final terminar con la exclusión social en salud de la población vulnerable.

Este seguro será el marco de toda la salud provincial y tiene distintas vías de financiamiento: del estado provincial, de la obra social provincial por las prestaciones a los empleados del estado, y de otras obras sociales (sindicales, privadas, de fuerzas de seguridad). La identificación del usuario que hoy realiza este Ministerio será el camino que posibilite al Estado recuperar el dinero de aquellos que gozan de cobertura social y con ello ser más eficiente con los habitantes que no tienen cobertura.