Viernes, 07 Diciembre 2012 19:23

Mamás y papás a cuidar a sus niños en estos días de altas temperaturas

Ante las altas temperaturas que se registran en la Provincia, el Ministerio de Salud Pública de Misiones, recomienda a la población que tome medidas preventivas para evitar enfermedades en épocas de calor. La diarrea, es una de las enfermedades más frecuentes durante los meses de verano, pudiendo llevar en algunas ocasiones a la deshidratación; por este motivo es indispensable tomar ciertas medidas para prevenirla.
 
En primer lugar es importante mantener adecuados hábitos de higiene tanto personales como del medio ambiente. Lavarse  muy bien las manos después de ir al baño y antes de cocinar; lavar frutas y verduras con agua limpia, cocinar la carne hasta que no este rosado; y mantener  los baños limpios y la basura lejos  de los alimentos y de los niños.
 
Cuando hace mucho calor debemos extremar las medidas preventivas, sobre todo en  los niños, ofrecerles agua o jugos naturales en forma frecuente sin esperar a que los pidan. Si hay dudas en la calidad del agua, la hervimos 1 minuto o le ponemos 2 gotas de lavandina por litro, media hora antes de beberla. 
 
Bañarlos o mojarles todo el cuerpo con frecuencia, proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos, evitar que transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano. 
 
Evitemos exponer a los niños  al sol entre las 10 y las 16 horas, los menores de 1 año no pueden estar al sol. En el caso de transitar bajo el sol, ponerles sombrero, gorras, usar protectores solares (factor 15 ó mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra. 
 
Debemos procurar que los niños  permanezcan en los lugares más frescos y ventilados, si están en casa, usar ventiladores  y vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o mejor aún, desvestirlos. A los lactantes darles el pecho más seguido.
 
Cuando se trate de un menor de edad, la madre debe estar muy pendiente de los siguientes signos de alarma: llanto sin lágrimas, falta de apetito, disminución de orina, fiebre alta, pérdida de peso y fontanela hundida en caso de ser un bebé. 
 
Medidas preventivas a tener en cuenta: 
 
Comer bien y cuidar mucho la higiene y frescura de los alimentos que consumimos y no hacerlo en puestos callejeros.
Hervir el agua que se va a consumir.
Cambiar de inmediato la ropa húmeda en caso de haberse mojado y evitar los cambios rápidos de temperatura al utilizar ventiladores o aires acondicionados.
Proteger la piel del calor y la humedad, limpiándola bien todos los días y aplicando crema para evitar resequedad. 
Evitar la exposición del sol durante las horas fuertes, para prevenir el cáncer de piel, las quemaduras y las dermatitis.
Ante cualquier síntoma de estas enfermedades, concurra a tiempo al médico o al Centro de Salud  más cercano, evitando siempre la automedicación.