Domingo, 02 Diciembre 2012 16:34

3 de diciembre: Día del Médico y la Médica

salutacion medicos
El Ministerio de Salud Pública saluda todos los profesionales en su día y resalta su labor a través de sus propias historias de vida en el ámbito de la salud misionera, como es el caso del doctor Sergio Juan Fuenzalida Cerda, de San Pedro. 
 
 
Todos los 3 de diciembre de cada año se celebra el Día del Medico y la Médica  en América Latina,   en conmemoración al doctor Dr. Juan Carlos Finlay, quien  confirmó la teoría de “la propagación de la fiebre amarilla a través del mosquito el Aedes aegypti”. Fue durante una presentación realizada en la Academia de Ciencias de la Habana, Cuba, el 14 de agosto de 1881. De esta manera Finlay, abrió de este modo un camino en el progreso médico en la América tropical; evitó miles de muertes en América Latina y facilitó la evolución de la construcción del canal de Panamá debido a que muchos obreros morían a causa de la fiebre amarilla. 
 
En Misiones a lo largo y a lo ancho de la provincia contamos con médicos y médicas que día a día cuidan de nuestra salud.  Sergio Juan Fuenzalida Cerda, es un de ellos y hoy te contamos su historia como médico en la tierra colorada. 
 
 
El Placer de Curar...

Cuenta la historia de un médico de origen chileno que ha venido a sembrar salud a nuestra tierra colorada, se trata del doctor Sergio Juan Fuenzalida Cerda y hace más de 23 años que reside en la localidad de San Pedro, Misiones. 
 
Encontró su  lugar en el mundo después de ser  protagonista de cambios sociales y politicos de su  pais natal Chile y en la Argentina. "Nací en Santiago de Chile y viví allí hasta el año 1974. Todo comenzó  el año anterior, con 19 años asistía a la Universidad de Chile (en el Instituto Pedagógico) y viví el Golpe de Estado de la Junta Militar que comandaba Augusto Pinochet (11 de Septiembre de 1973). Después de eso esperé hasta abril del año siguiente (74) para ver si estaba aceptado
en la facultad y se me informó que mi vida estaba en riesgo, porque yo había sido dirigente de la Unidad Popular y defendíamos el gobierno elegido democráticamente y legitimado por el Congreso Nacional de nuestro querido compañero Salvador Allende.  Por lo tanto, debía salir de mi país para evitar torturas, desaparición o muerte. Siendo hijo de un obrero metalúrgico ya no podría seguir estudiando en la Universidad y mi sueño desde muy niño era ser Médico".
 
Más allá  de los trajines politicos que tubo que sortear  para lograr  su objetivo  de ser médico en agosto de 1988 se recibió de médico en la  Universidad Nacional de Rosario-Santa Fe. "Comencé la carrera con 27 años, trabajé como canillita durante 5 años, luego como empleado de farmacia, y los últimos 2 años como enfermero a domicilio. Siempre tuve el apoyo de mi ex esposa mientras estudié. Tuvimos 3 hijos Violeta, Federico y Ailén. Las posibilidades de empleo en una ciudad como Rosario eran muy difíciles y no me gustaba correr riesgos en ambulancia y por otra parte me gustaba el  trabajo como Médico Rural, por eso  acepte el desafío y nos fuimos a Fracrán  al  Puesto de Salud y 18 meses más tarde nos mudamos a San Pedro". 
 
Sergio es un médico muy querido y respetado entre los pobladores de San Pedro, se ha ganado el cariño y el respeto de sus colegas y de la comunidad trabajando con pasión y ganas en su población.  
 

La medicina para él es algo más que el placer de curar, aún hoy sigue emocionandose  cuando le toca atender algun parto. "Una de las cosas hermosas de este trabajo es haberme ganado la confianza de mucha gente y de gran parte de la población adulta. Trabajé como médico con dedicación exclusiva durante 20 años y no fue fácil, por ejemplo hacer guardias es lo más ingrato, pero la satisfacción más grande es, y todavía me emociona, por difícil que sea el nacimiento de un bebé, como también la asistencia a la madre. Actualmente estoy también en mi consultorio particular, el cual contruí donde estaba el patio de mi casa y atiendo todos los días combinando con el Hospital.  Desde hace un tiempo no hago más guardias, pero todos saben que mi teléfono siempre está abierto ante cualquier emergencia en el Hospital”.
 
Además el galeno nos cuenta que entre sus desafíos diarios la prioridad es no cometer errores, "como actuar con ligereza, no escuchar al paciente o imponer. He aprendido a comprender que los médicos somos afortunados al seguir teniendo la confianza del paciente, al contarnos su vida, su problema y mostrarnos hasta lo más íntimo  y la clave es una buena relación médico-paciente".
 
El doctor Sergio Fuenzalida,  destacó  la importancia  que tienen en la salud los Planes nacionales como el Programa Sumar (ex plan nacer)   y a nivel provincial el rol relevante que cumple el promotor de salud. "Lo mejor que pudo pasarnos es la implementación del Plan Nacer junto en su momento y hoy el Sumar, con todos los Programas que trajo consigo por nombrar algunos Planificación Familiar y Procreación Responsable, para disminuir la mortalidad Materno-Infantil y no me canso de mencionar la acción y la labor que cumplen los Promotores de Salud. También tenemos que mencionar y ponderar la continuidad de los mismos, ya que es ahora una preocupación y una Política de Estado mantener y mejorar aún más los logros que no son pocos". 
 
Pero la vida del doctor  Fuenzalida no pasa sólo por el Hospital  Nivel I de San Pedro y su consultorio privado, tambien a
construido una familia esta casado hace 22 años en segunda nupcias con Lucia Scherer y tiene dos hijos más  Miguel Ángel de 20 años y Taiel  de 11 años.
 
De sus 24 años de trayectoria Sergio guarda en su memoria hechos que han ido mucho más allá que el mero placer de curar sino que han  fortalecido su vida y su persona en tiempos que aveces no han sido muy buenos. " De aquella época recuerdo haber hecho esperar a 2 personas durante más de media hora porque estaba atendiendo a una paciente,  uno de los que me esperaba era un señor  de cabello blanco acompañado  de otro señor  mayor, les hice pasar al consultorio en Fracrán, fue allí donde conocí al entonces  Señor Ministro de Salud Pública, Dr.  
 
Arnaldo Valdovino y a Monseñor Kemerer. No hace mucho tiempo estaba viviendo momentos difíciles no recuerdo porque asunto de guardia en el Hospital, y aparece un Policía preguntando por mí, le atendí y me dijo: doctor Sólo quería saludarle y que me conociera porque yo nací en sus manos y fue el primer parto que asistió en la salita de Fracrán".
 
 
¿Por qué se celebra el día del medico en America Latina?
 
Se celebra el día del Médico y la Médica en América, fue decretado en el Congreso Médico reunido en Dallas (Texas) en 1933, en homenaje al nacimiento del doctor Juan Carlos Finlay, médico investigador, nacido en Puerto Príncipe (Cuba), un 3 de diciembre de 1833. En la Argentina, festejamos el Día del Médico desde hace 47 años por iniciativa del Colegio Médico de Córdoba, avalada por la Confederación Médica Argentina, y oficializada por decreto del gobierno nacional, en 1956.